Reseña: Ted

Por fin llegó  a México la tan esperada película de “Ted”, y digo esperada porque en Estados Unidos salió hace 2 meses con buenas reseñas, mientras en México en ese tiempo solo tuvimos que conformarnos con los posters.

Aunque la única imagen que pude conseguir dice “Ed”

De la mente creativa de Seht McFarlane, que para quien no lo sepa es el culpable de “Padre de Familia” y “American Dad”, llega su Opera prima, cinematográficamente hablando, aunque, al igual que Joss Whedon cuya primera Dirección fílmicamente hablando fue la gloriosa “The Avengers”, Seth llega con todas las tablas de la televisión, así como con su reparto de amigos y conocidos con los que ha colaborado a lo largo de varios años como lo son, entre otros, sus guionistas de cabecera y Mila, la diosa, Kunis.

“Amen”

Para quienes somos fans de casi todo lo que produce/crea/actúa Seth McFarlane (pues a mí personalmente la neta no me prende “The Cleveland Show”), su humor nos es por demás conocido: MUCHAS referencias a la cultura popular, personajes intransigentes que hablan de sexo y drogas con una naturalidad transgresora, y una pisca de racismo cuya ofensa se diluye cuando se le aplica a todas las razas y religiones por igual.

Ted tiene la misma voz de Peter Griffin (bueno, en ingles, en español la voz es del actorazo Joaquín Cosío), pero no tanto así sus actitudes; como ya sabran por el tráiler, y si no pueden checarlo aquí arriba, es un oso de felpa que adquiere vida mágicamente cuando su dueño, un niño de 8 años, lo pide una noche de Navidad. Sin embargo, al igual que John Bennett (Mark Wahlberg), su dueño mejor amigo, Ted comienza a madurar a lo largo de los años (aunque su cuerpo permanece igual, solo más sucio y gastado), y tras haber sido, por su condición de ser mágico, una celebridad en los 80’s, Ted arrastra las crisis clásicas de los “niños estrella”, a la par que Lori Collins (Mila, reinita, Kunis), la novia de John, intenta hacer que él se aleje de su oso de peluche quien solo le acarrea problemas y le impide madurar.

Aunque la noción de madurar siempre es tan ambigua

La trama aunque predecible y común esta llena de momentos que llevan de la tenue sonrisa a la carcajada, dependiendo del humor personal de cada uno, pasando por los muy gringos chistes de pedos, referencias sexuales, consumo de drogas, fiestas salvajes con el mismísimo Flash Gordon, y las referencias y cameos de algunas otras celebridades. Volviéndose, obvio, una película obligada para fans de la obra televisiva de McFarlane, tentativamente la mejor comedia del año, y bueno, sale Mila Kunis.

Tomenlo como quieran, pero quién fuera ese peluche.

¡Milagro! Evite poner spoilers en esta columna, la razón: ¡Tienen que verla! Oh, y no tiene pilón tras los créditos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s